HORARIO DE ATENCIÓN

LUNES A JUEVES DE: 16:30 A 20:00

Por otro horario pedir cita previa

Preguntas frecuentes

 

 

 

¿ES BUENO APRENDER INGLÉS A UNA EDAD TEMPRANA?

 

Aprender un segundo idioma durante la primera infancia, no sólo les entrega a los niños la oportunidad de comenzar el aprendizaje y familiarización del idioma desde muy pequeños, sino que además genera beneficios en el niño que repercutirán de manera muy positiva, entre los cuales se pueden destacar los siguientes:

 

• Mayor desarrollo cognitivo

• Mejor capacidad de comunicación.

• La mente se vuelve más flexible y creativa.

• Mejoran las habilidades de resolución de problemas.

• Rapidez mental.

• Mejor concentración y atención selectiva.

 

Las investigaciones demuestran que las conexiones neurológicas del cerebro del bebé crecen considerablemente más si se expone sistemáticamente a una segunda lengua. Esta exposición produce y refuerza las conexiones neuronales que le facilitan su desarrollo intelectual, no sólo para el aprendizaje de idiomas sino también para distintas áreas y para toda la vida.

 

¿PUEDEN LOS NIÑOS DISTINGUIR SONIDOS?

 

Los niños, desde los 7-8 meses, son capaces de distinguir sonidos de una lengua y otra, y por lo tanto, no las mezclan en sus cabezas, aunque nos puede parecer lo contrario:

 

• Una de las cosas que deben aprender es donde comienza una palabra y donde finaliza, en una conversación: ELLIBROESTÁENCIMADELAMESA. Esa no es una tarea fácil pues la separación entre palabras es evidente solamente si estamos familiarizados con el idioma que se habla. De hecho, luego de este proceso lo primero que los niños son capaces de reproducir son palabras sueltas: LIBRO – MESA.

 

• La mayoría de los niños son “profesionales” a la hora de distinguir sonidos. Un niño japonés puede distinguir la diferencia entre la “R” y la “L”, lo que todos sabemos que será difícil en su edad adulta. Los nativos de habla inglesa pueden reconocer la diferencia entre la “B” y la “P”, que luego no le será tan fácil de diferenciar.

 

Durante el primer año de vida esa capacidad se va perdiendo y los niños tienden a centrarse en su lengua madre. Un bebé nace con el potencial para hablar cualquier idioma, pero va perdiendo lo que no utiliza con frecuencia. El cerebro es responsable de esta “pérdida” solo reteniendo lo utilizado con más frecuencia. Hay que practicar para no perder esta capacidad.

 

¿Y APRENDER GRAMÁTICA?

 

Todos adquirimos un idioma, y a veces más de uno, antes de los 5 años. ¿Cómo se logra en tan poco tiempo? Pues todos nacemos con una predisposición innata para asimilar los principios y sistemas de todas las lenguas. Los niños perciben de forma intuitiva el uso gramatical de las lenguas con más facilidad que un adulto. Mientras un niño aprende sin darse cuenta, un adulto necesita estudiar y repasar conceptos.

 

¿PUEDE UN NIÑO APRENDER A PRONUNCIAR CORRECTAMENTE?

 

Los adultos por supuesto que pueden aprender idiomas y hasta llegar a dominarlos, pero son muy pocos los que pueden imitar el habla y el acento de un nativo. La infancia, sin embargo, es un período crítico para dominar ciertos aspectos de la lengua, como la pronunciación, ya que es entonces cuando se aprenden los sonidos. Por eso cuando se aprende un idioma desde la infancia, es más probable que la pronunciación sea más cercana a la de un hablante nativo que cuando se aprende un idioma ya en edad adulta.

 

¿HAY ESTUDIOS QUE LO CONFIRMAN?

 

Existen varios estudios y teorías que confirman la importancia de aprender inglés en la infancia:

 

• La tesis postulada por Wilder Penfield llamada “Método de la madre” que hace referencia a la enseñanza y aprendizaje de segundos idiomas en los niños. Este autor afirma que al estimular la escucha y el uso de palabras en un nuevo idioma, se producen cambios a nivel de corteza cerebral que facilitan la posterior adquisición de este y, lo que es más importante, su uso en forma natural, al igual que el idioma materno.

 

• El estudio realizado por el equipo de Patrick Wong, de la Universidad de Northwestern, en Chicago, y publicado en la revista “Cerebral Cortex” en 2007, que observaba que cuanto mayor fuera una región determinada del cerebro (el área de Heschl) mayor capacidad tenía la persona para asimilar vocablos nuevos, desconocidos hasta ahora.

 

• El estudio realizado por el Dr Karl Kim y diversos colaboradores de la Universidad de Cornell (Nueva York), y publicado por la revista Nature en julio de 1997, que llegaba a la conclusión que todo idioma aprendido durante la infancia, ya fuera uno o más, era almacenado en un área concreta del cerebro. Y si aprendíamos un segundo idioma, pero esta vez en la edad adulta, se almacenaba en una zona cerebral diferente, menos plástica y capaz.

 

¿QUÉ OCURRE SI ESPERAMOS A MÁS ADELANTE?

 

La educación infantil constituye una etapa fundamental para el desarrollo de los niños y niñas de edades tempranas, al permitirles construir su personalidad, ampliar sus experiencias y favorecer su desarrollo social, así como el estímulo de áreas del cerebro que de no ser estimuladas en esta etapa, quedan bloqueadas para el resto de la vida.

Un niño menor de cinco años puede aprender un segundo idioma y hablarlo como un nativo. Incluso si ese niño, luego no practica el segundo idioma durante un tiempo y lo retoma en edad adulta, podrá aprender el segundo idioma más fácilmente, ya que su cerebro ha guardado los conocimientos adquiridos en edad temprana y los recupera en edad adulta.

 

¿CÓMO PUEDEN LOS PADRES PARTICIPAR ACTIVAMENTE EN LA ENSEÑANZA DEL INGLÉS?

 

El apoyo del entorno familiar cumple un rol indispensable en el proceso del aprendizaje. Por ese motivo, involucrarse en un plan “bilingüe” en familia es una opción muy interesante.

 

• Jugando aprendo.

 

Acercar el inglés a nuestros hijos y reforzarlo desde casa puede convertirse en algo divertido y lúdico para todos, sin que los padres necesiten tiempo extra para ello, ni formación profesional pedagógica. La clave está en jugar y acercar el inglés a las actividades habituales que normalmente hacemos en casa y hacerlo a través de preguntas abiertas que permitan a los niños integrar el pensamiento en el proceso de aprendizaje de manera sencilla y natural. IMPORTANTE: No se debe caer en el error de presionar al niño esperando que empiece a hablar de forma inmediata.

 

• Motivación

 

Los padres tienen que internalizarse en el aprendizaje del niño para motivarlo a que aprenda el inglés. Esta motivación le permitirá al niño entender que el aprender inglés significará obtener una valiosa herramienta de progreso en su vida social y laboral.

 

• Aprender SIN TRADUCIR

 

Es muy importante tener en cuenta que aprender una lengua no es aprender palabras. Mejor que señalar al niño algo y decirle como se dice en inglés, es preferible hacer pequeñas frases, aunque sean sencillas. Se debe iniciar este proceso poco a poco, pues todo cambio de rutinas puede ser rechazado por los niños. Por ejemplo, con canciones, dibujos animados en inglés, cuentos en inglés, juegos en el ordenador. Todo esto debe ser una actividad en familia y no solamente de los niños. No es importante si la pronunciación de los padres o el nivel de inglés no es el óptimo, siempre que se llegue al objetivo de “jugar, comunicarse y aprender” inglés. Es muy importante no corregir directamente los eventuales errores de los niños. Lo más efectivo es repetir la frase que ha dicho el niño pero con la palabra o la gramática corregida. De ese modo lo irá asimilando con naturalidad, como lo hace cuando empieza a hablar su lengua materna. Y, por sobre todas las cosas: evitar las traducciones. Si traducimos, estamos enseñando a los niños a traducir para interpretar conceptos. La traducción no es algo natural en la comunicación, por lo contrario, es un obstáculo y por eso debemos evitarlo

 

Recordemos que los niños necesitan un tiempo antes de empezar a hablar un nuevo idioma, porque primero aprenden a comprenderlo y sólo después empiezan a hablar. Hay que ir despacio, darles su tiempo e introducir el inglés a través de sus juegos favoritos.

CALLE  BADIA 2
MONCADA

46113 - VALENCIA

VEREDA MAS DE TOUS 2 PISO1 PTA
LA POBLA DE VALLBONA

46185 - VALENCIA